Por:

Armando Franco

     En la lengua hispana hasta hace algunos años se consideraba únicamente la palabra “Conciencia”, y en el diccionario aparecía la siguiente definición: “La conciencia es una aptitud o facultad para discernir, que se manifiesta en estado consciente, por tanto, atribuye este mismo carácter a su acepción, pero con significado ético o moral (p. ej. la distinción entre el bien y el mal, la comprensión de la virtud, el entendimiento, etc.).” Sin embargo, este era un concepto muy pobre que dejaba fuera muchas cualidades de este concepto subjetivo. Por lo cual, y por presión de muchos filósofos, la real academia de la lengua española consideró el que esta idea se debería de dividir en dos conceptos; El ya existente en la palabra “Conciencia” y un concepto nuevo que se presentaría en la palabra “Consciencia” con “S”.

     La consciencia es el estado fisiológico de vigilia; la capacidad en acto de reconocerse. Constatarse propiamente ante el entorno. Adjetivo: (in)consciente. La consciencia es lo que en los antiguos libros de “los vedas” (maravilloso libro de sabiduría de India, escrito dos mil años antes de cristo) se le llama “El Testigo”.

     Lo cierto es que “La Consciencia”, es una idea tan profunda que es muy difícil encerrarla en una definición, ya que la consciencia engloba “Al Ser; a nuestra esencia. Conocimiento de sí mismo. La consciencia define al ser. Se es consciente de sí mismo y de lo que nos rodea en base a lo que uno es. Otra definición es la que asocia la consciencia a un estado de unión con la vida universal. Es una expansión continua, igual que el universo.

     En realidad descubrimos que los conceptos de (Conciencia y Consciencia ) están muy confusos. Por lo que considero importante aclarar este tema.

     La Consciencia es el foco del ser, la subjetividad desde la cual experimentamos las experiencias.

     La consciencia es un enigma, probablemente el mayor enigma tanto en filosofía como en ciencia. Las cuestiones fundamentales que plantea son: ¿qué es la consciencia? ¿de dónde procede? y ¿para qué sirve?

     En el caso de los animales no vemos una “Conciencia”. No existe una idea moral de lo que está bien o está mal, para ellos no existe el qué dirán. Pero en ellos si vemos una “Consciencia”. Claro que a un nivel menos profundo y extendido como en el caso de los seres humanos. Hasta una hormiga tiene claro su deber y lo que tiene que hacer para realizar su función dentro de su grupo y de la vida.

     Por otro lado ”La Auto Consciencia”. Es algo que al parecer se da solo en los seres humanos. Y esta es la idea de reconocernos a nosotros mismos y de analizar y filosofar acerca de nuestro propósito en la vida.

     Si no soy consciente considero que mis límites son fronteras inexplicables, acumulo límites… En cambio, un ser consciente conoce sus límites y sin embargo aspira a la totalidad, quiere ir más allá de los mismos.

     Características de la consciencia

William James, padre de la psicología norteamericana, en sus Principios de Psicología describió cinco características de alto nivel de la consciencia que aún siguen vigentes. Son las siguientes:

1)      Subjetividad: Todos los pensamientos son subjetivos, pertenecen a un individuo y son sólo conocidos por ese individuo.

2)      Cambio: Dentro de la consciencia de cada persona, el pensamiento está siempre cambiando.

3)      Intencionalidad: La consciencia es siempre de algo, apunta siempre a algo.

4)    Continuidad: James utilizó siempre la expresión “curso de la consciencia” para dar a entender que la consciencia parece ser siempre algo continuo.

 5)    Selectividad: Aquí James se refirió a la presencia de la atención selectiva, o sea que en cada momento somos conscientes de sólo una parte de todos los estímulos.

     La consciencia surge de la relajación. Donde quiera que sientas tensión en el cuerpo, relaja esa parte. Si todo tu cuerpo está relajado, tu consciencia crecerá más rápido. Simplemente observa y aparecerá sin hacer ningún esfuerzo; Consciencia sin esfuerzo, una vez que comienzas a trabajar con ella, poco a poco encuentras la fórmula, una vez que has conocido un solo momento de consciencia sin tensión, estás en el camino.

 

Escrito por Armando Franco
Armando Franco tiene una solida formación en diversas disciplinas en las que ha obtenido Diplomados y Certificaciones siendo alumno de reconocidas personalidades y expertos en Estados Unidos . Ha obtenido , “Master Trainer en PNL” por el “First Institute of NLP”, “Maestría en Hipnosis Clínica” por el “Milton H. Erickson Institute” ,“Diplomado en PNL aplicada a la Empresa” y “Diplomado en Coaching Integral” con el “Dr. Robet Dilts”. y Diplomado en “Adicción, Compulsión e Identidad”, en “NLP University en Santa Cruz California, USA. Durante años sus seminarios e intervenciones en coaching han formado con éxito a miles de personas, ha capacitado de manera privada a un sin número de ejecutivos y empleados de las empresas más importantes de nuestro país como: BIMBO, Coca Cola, Grupo financiero Inbursa, Hoteles Fiesta Americana, Hoteles Royal, Hoteles Palace, Sears, Nextel y GNP, entre otras, con la finalidad de aumentar su productividad logrando excelentes resultados.   Su experiencia ha sido demandada también por Instituciones Universitarias, la Secretaría de Educación del Estado de Tamaulipas, la Escuela Superior de Guerra, el Heroico Colegio Militar, Escuelas Lasallistas y la Universidad del Valle de México. .. Así también ha sido Coach de grupos gubernamentales en diversos estados del país . Como psicoterapeuta su experiencia de décadas le ha valido testimonios y reconocimientos de cientos de personas a las que les ha brindado asistencia efectiva . Fundador de “Punto de Cambio” abrió un gran campo de acción para la formación y capacitación en los diversos temas de su especialidad , reforzando ello con múltiples Conferencias y Eventos.